Cicpc investiga homicidio de coleador ocumareño y su amigo en Ocumare

0
1244

Tal como lo reseñamos ayer, Carmelo José Melone Barrios y Roger Rojas, fueron hallados baleados en las inmediaciones de la entrada de la urbanización Salamanca, en la autopista Ocumare-Charallave, la tarde del pasado jueves

Los detectives del Eje contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de los Valles del Tuy iniciaron las pesquisas que permitirán esclarecer el asesinato del conocido coleador ocumareño,

Carmelo José Melone Barrios (31) y de Roger Luis Rojas (25), a quienes hallaron sin vida y presentando heridas de bala, en una carretera de tierra, adyacente a la urbanización Salamanca, al margen de la autopista Ocumare-Charallave, la tarde del pasado jueves, tal como lo reseñamos en nuestra edición de ayer.

Cómo se recordará, inicialmente los hombres no fueron identificados, ya que no portaban documentos. Luego, sus parientes los reconocieron en la Medicatura Forense de Ocumare, cerca de las 5:30 de la tarde del jueves.

“Yo vengo ahorita”…
Pudimos conocer que Melone Barrios y Rojas salieron a eso de las 8:30 de la noche del miércoles, a bordo de una moto DT, azul, propiedad del primero en mención. Los hombres, quienes habían estado juntos todo el día, haciendo labores de mecánica, pasaron por la casa de Melone Barrios, ubicada en el sector La Acequia de Ocumare, y Carmelo José le dijo a su progenitora: “mamá; yo vengo ahorita”.

Ni Melone Barrios ni Rojas regresaron a casa esa noche, pero inicialmente sus parientes no se preocuparon porque pensaban que los hombres “se habían emparrandado”. Además, como vestían ropa de trabajar mecánica, andaban en cholas y sin celulares, presumieron que regresarían en cualquier momento.

Al pasar las horas y desconocer el paradero de los motorizados, la familia se extrañó y acudió a la sede de la Policía de Miranda en Charallave, donde les informaron del hallazgo de los dos cadáveres sin identidad, cerca de la entrada de la Urb. Salamanca, por lo que acudieron a la Medicatura Forense en Ocumare. En este lugar identificaron a los occisos como sus allegados.

“La vestimenta que portaban cuando se fueron, nos hace presumir que iban a algún sitio cercano a la casa”, comentó uno de los hermanos de Melone Barrios.

Desaparecida
Entretanto, fuentes del Eje contra Homicidios del Cicpc-Tuy señalaron que en el sitio del suceso no fue hallada la moto en la que viajaban las víctimas fatales, por lo que, entre las hipótesis que investigan, está el robo de la máquina.

Asimismo, se supo que los cuerpos presentaban marcas de haber sido maniatados y otras laceraciones.
“No podemos descartar ninguna posibilidad en este doble asesinato, ya que apenas estamos comenzando las pesquisas”, dijo un detective del Eje contra Homicidios.

Despiece
Conmoción
Carmelo José Melone Barrios era padre de una niña de tres años. Deja una viuda. El infortunado conducía camiones volteo y se desempeñaba en otras actividades comerciales.

Además, era un reconocido coleador de la zona y formaba parte de dos familias de amplia trayectoria en la entidad, una de ellas dedicada al comercio. Su asesinato y el de Rojas han generado gran conmoción en la población de Ocumare del Tuy.

De Rojas se supo que era oriundo del sector Quebrada de Cúa y vivía en un anexo del taller de la familia Melone, donde además laboraba como ayudante de camión y de mecánica. Rojas era primo de la esposa de Melone. A propósito de este vínculo familiar los dos hombres se trataban de “cuñados”.

Dejar respuesta