Tirotean, descuartizan y sepultan a joven en Santa Teresa del Tuy

0
1072

Yorman Eduardo Rojas Martínez, de 19 años de edad, quien vivía con su abuela materna, estaba desaparecido desde las 10:00 a.m. del pasado lunes, cuando salió a corta unos palos para armar un rancho

El cuerpo descuartizado de un muchacho de 19 años de edad fue hallado por sus familiares y amigos, en medio de una zona boscosa de las parcelas de El Inavi en Santa Teresa del Tuy, municipio Independencia. La víctima presentaba varios disparos, mutilaciones de miembros inferiores y superiores. Además, el cadáver estaba bañado en cal, cubierto con tierra y escombros.

El infortunado fue identificado como Yorman Eduardo Rojas Martínez, de 19 años de edad, quien vivía con su abuela materna en el sector La Fundación de Inavi de Santa Teresa del Tuy y estaba desaparecido desde las 10:00am del pasado lunes.

Una hora después

El pasado lunes Rojas Martínez había ido al Parcelamiento Inavi a cortar cuatro palos que le faltaban para culminar la edificación de un rancho, que estaba armando al lado de la casa de su abuela, ya que, según sus familiares, él quería privacidad.

Contaron que una hora después que Rojas Martínez ingresó a la intrincada zona, donde se ejecuta una obra de aducción de agua potable, fueron escuchadas unas detonaciones a las que en principio les restaron importancia, pero como el muchacho no regresó se preocuparon y comenzaron a buscarlo.

“Algunos vecinos nos dijeron que unos 15 hombres llevaban a un muchacho muerto y cargado en peso, por lo que presumimos que habían matado a Yorman Enrique y organizamos la búsqueda de su cadáver”, contaron los deudos.

Al rastreo de lugar se sumaron los amigos del muchacho y los integrantes de una iglesia cristiana, a la que acuden algunos de sus parientes. “Como a las 10:00am del miércoles uno de los hermanos observó que había un pedazo del terreno removido y encima varios escombros, por lo que se paró arriba y la tierra cedió.

Luego, hundió un machete, que llevaba en sus manos, y, cuando lo sacó, percibimos un hedor putrefacto e iniciamos la excavación”, narraron los parientes de Rojas Martínez, al tiempo que explicaban que lo primero que observaron fueron los pies con los zapatos del muchacho; concretando la hipótesis que en el sitio quien estaba enterrado era el joven que buscaban.

“Lo primero que sacamos fueron sus piernas, después sus brazos y posteriormente el tronco. Al cadáver le habían echado cal, tierra y unos escombros como para que no lo encontráramos, pero el Señor nos guió hasta él”, acotaron.

Rojas Martínez, quien era el cuarto de siete hermanos, estaba desempleado. Sus deudos aseguraron que el joven era de conducta intachable.

Presencia del Cicpc

Comisiones de la Policía Municipal de Independencia y del Eje contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas se presentaron al sito del suceso. Estos últimos, levantaron los restos humanos que estaban descompuestos. Andan tras la pista de los criminales.

MIP-TUY / Jean Carlos Rodríguez
jcarlos_yaco@hotmail.com
@jeancrodríguez_

Dejar respuesta